5 abr. 2012

Índices de influencia: la dictadura de #Klout


El primer día que te fijas en el númerito que sale al final de los datos de una cuenta de Twitter en Hootsuite estas perdido. Es posible que lo conozcas de antes, por lo tanto, tu psicosis por él llevará tiempo obsesionándote. Hablo del índice de Klout, un valor que representa tu "influencia" más allá de las redes sociales, sino en lo que es tu vida digital. Voy a intentar diseccionarlo para ver si es necesario obsesionarse tanto con él.


Índices de influencia en internet hay ya unos cuantos (PeerIndex, TweetRank, Visibli, o el español Karmacracy) sin embargo, el que más aceptación e interés concentra es Klout. La razón es simple, muchos de los anteriores sólo se centran en alguna red social, esencialmente Twitter, pero Klout permite ir añadiendo muchas más fuentes de medición que se concentran en tu nivel Klout y dan una cifra más fidedigna de lo que "importas" a nivel online.

En cuanto a redes sociales "mayoritarias" puedes sincronizar tus datos de Facebook, Twitter, LinkedIn y Google+. Y empezamos con un primer detalle interesante para los Community Managers, también tus páginas de Facebook pueden ser añadidas para medir cómo lo haces, el único problema es que o bien estás conectado con tu perfil o bien con una de las páginas. Para alguien que, como el que suscribe, unas cuantas a la vez, es un fastidio. Si sólo llevas una, y encima es personal, te aconsejo que la utilices en lugar del perfil que es algo más privado.

Dentro de las adicionales podemos también medir nuestra actividad en Foursquare, Instagram (interesante ahora que ha llegado a Android), YouTube y Flickr. Y finalmente, también es posible sincronizar nuestra actividad en la blogosfera, ya sea desde Blogger o Wordpress e incluso desde Tmblr. Como detalle para los melómanos, también es posible registrar la actividad de nuestra cuenta de Last.fm.

Con estas credenciales, lo cierto es que es posible realizar un análisis bastante preciso de nuestra actividad online, si es que somos capaces de llevar una cuenta en todos estos lugares.

¿Qué puedo sacar en claro de Klout?
Depresiones a parte cuando veas caer en picado tu nivel de Klout, lo cierto es que Klout te puede ayudar a mantener una idea de cómo va tu actividad en internet. Evidemente, si te preocupas de usar una cuenta con perfiles corporativos, es también un elemento para demostrar que estás haciendo bien tu trabajo de Community Manager.

Además, también te permite saber cómo vas en cada red social, indicando las que tienes que trabajar un poco más para mejorar tu nota final.

Por otra parte, también da dos datos interesantes que es la "Amplificación" es decir, la audiencia potencial a la que puedes llegar, y tu "Network", es decir, la red completa de contactos en todos los frentes que puedes alcanzar.

Por otra parte, también puedes saber si la actividad que estás llevando se dirige a clear el perfil que quieres. Por ejemplo, puede que quieras posicionar una marca como especialista en un tema o bien como socializador de contenidos. El apartado "Klout Style" da este dato y además lo compara con tus contactos.

¿Es perfecto? Pues no
Klout, como casi todos, está lejos de ser perfecto. De hecho, sigue ponderando mucho más la actividad en Tweeter que la del resto de redes sociales, por lo que es imprescindible que te vuelques en ella para lograr una buena cifra. De hecho, verás desesperadamente como gente que tiene niveles estratosféricos sin proponérselo mientras tu te clavas en una cifra y no consigues pasar, aunque añadas redes y trabajes todas ellas.

Por otra parte, su importancia, más que para darte una guía de cómo lo vas a haciendo, es relativa y en cualquier momento cambian el logaritmo de medición y te hacen perder 10 puntos de golpe, como pasó hace unos meses.

En resumen, si usas Hotsuite llevas tiempo viéndolo, así que, utilizalo pero no te obsesiones. Está bien para tener una idea de cómo vas pero hay que darle la importancia que tiene, ni es para hacerte una camiseta  si llegas al 100 ni puedes perderlo de vista.